AurorA

luz que se aproxima...y se apaga..cuando te roza..a vos..a él...a ella..a nosotros...nosotras...esos de ahi...en fin.

martes, 19 de octubre de 2010

claro...¿donde esta dei ahora?
¿donde esta dei que no llego?
dei esta escribiendo esto...
adivinen quien llegó para avisarnos que los mosquitos lo acompañan
adivinen cuantas amapolas florecieron en Barrio Envion...
la respuesta a todo es:
adivinen.

dei sonrie...la pasa mal y sonrie...
por miedo a golpear y destruir...
dei piensa que si su estallido fuese libre
el universo se corvertiria en flujo de colores
que parten de su ira...
dei la pasa bien y sonrie
por miedo a no reir demasiado
por temor a que el universo se convierta
en flujo de colores
que parten de si misma.

viernes, 17 de septiembre de 2010

hoy es viernes

bla bla bla mi poesia asi empezaba...
porque la hice de nada...
yo estoy hecha de nada ahora
y mi amor es de nada...
hoy..recien hoy...pienso en lxs otrxs,
en quienes hoy se aman
y yo lo hacia hasta hace un rato...
pero lo hacia de nada...
mientras escribo
quizas pienses en mi...
o yo soy un vago recuerdo ya...
¿cuantos recuerdos soy en quienes me amaron?
ufff,,,,,pero ahora me acuerdo...
pienso...siempre pienso....
que amar es sólo amar...
pero amar es odiar tambien
amar es menospreciar
hay tantas cosas
yo recuerdo el amor
con la pesadez del engaño...
y me van a desir que no es amor,
lo que se mancha de dolor...
sigue siendo tu amor
el que agota mi sangre
el que me sumerge
en el peligro de encontrarme con mis pensamientos,
es la mierda que supuran tus ojos,
cuando te cuento lo que siento...
es la misma mierda que te ingenias para poner en una muestra...
como si fuesemos museo del pasado ajeno.
ennumerar alternativas...no existe,
porque a mi cuerda siempre le faltan o le sobran nudos.
titularia asi tantas palabras;
hoy es viernes y te odio

miércoles, 18 de agosto de 2010

nacer en un susurro...
hoy lo deseé,
hoy nomas
¿hoy me siento mal?
hoy me siento mal...

martes, 13 de julio de 2010

ven o vete

inevitable no sentirme sola
cuando mi lengua palpa la herrumbre
de las sabanas deshabitadas...
imposible digo...
no sentirme sola
cuando el amor no se materializa
siquiera sonoramente...
y yo que me deshago,
por un cielo y un mar
que no existen mas que bajo mis dedos,
por los pájaros
que dia a dia invento...
sí ni yo me creo
lo de un corazon lleno...
sí las nubes que por mi cabeza pasan
no son mas que frio invierno...
y yo arullando la ausencia
de las chicharras de Enero.

ahogo mis penas en más penas
que mañana seran sangre
que lloraran mis venas...
reclamo aun a los alamos
canciones impares
que puedan tejer mi animo...

deposito en tus manos
carcelero de turno
el precio de mi cabeza...
que enebra la tristeza
de mi cuerpo taciturno
y espero cada deceso diurno
con languida certeza.

viernes, 9 de julio de 2010

manty

hoy, uno de los manteles...ensima de la parra, pues quizo aprovechar el viento que anuncia proximas lluvias, para volar, para huir, para no sostener jamas los platos y cubiertos de desagradecidxs comensales...para no ser jamas bañado en lavandina y agua hirivendo, extinguiendo asi las manchas que adornaban su rostro, como los niñxs con pecas...
cuantos deseos inconclusos, los del mantel, cuándo papá lo cazó con la escoba.

lunes, 5 de julio de 2010

al alba

Al alba
Luis Eduardo Aute

Si te dijera, amor mío,
que temo a la madrugada,
no se que estrellas son estas
que hieren como amenazas
ni se que sangra la luna
al filo de su guadaña.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba,al alba, al alba.
Los hijos que no tuvimos
se esconden en las cloacas,
comen las últimas flores,
parece que adivinaran
que el día que se avecina
viene com hambre atrasada.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba,al alba, al alba.
Miles de buitres callados
van extendiendo sus alas,
no te destroza, amor mío,
esta silenciosa danza,
maldito baile de muertos,
pólvora de la mañana.
Presiento que tras la noche
vendrá la noche más larga,
quiero que no me abandones,
amor mío, al alba,al alba, al alba.


El 27 de septiembre de 1975, en las postrimerías de la dictadura de Francisco Franco, se ejecutan las últimas penas de muerte en España con el fusilamiento de Ángel Otaegui Echevarría, José Humberto Baena Alonso, Ramón García Sanz, José Luis Bravo Solla y Juan Paredes Manot, militantes del Frente Antifascista y Patriota (FRAP). Cuenta Luis Eduardo en una entrevista publicada en La Vanguardia el 4 de noviembre de 2000: “Escribí 'Al alba' los días previos a los fusilamientos y con mucha urgencia. Debe haber sido una de las canciones que más rápidamente me surgieron, pero quería que la gente la cantara. La verdad es que no tuve que pensar mucho, salió del dolor [...] Quería que pasara rápido la censura. Por eso la estructuré como una canción de amor, de despedida para siempre y como un alegato a la muerte. Pero hay dos elementos en la canción muy vinculados a las ejecuciones. Una vez pasó la censura, Rosa León la grabó [...] Estas canciones que salen ya hechas, de la propia necesidad de escribirlas, calan más. Sí, probablemente es la que más he cantado.” (Nota de H.V.)

martes, 8 de junio de 2010

...

quiero otras palabras para las golondrinas....para la aurora....para suerte....para infinito....para esas cosas que brotan de las manos como hormigas....quiero que dejen de mirarme asi...(o deje)....con los ojos prestados...con la voz raspada de tristeza....con la amistad enpantominada...y no es porque sea falsa...sino porque esconde sentimientos mas intensos.....quiero dormir cuando me acuesto con sueño....quiero que el silencio deje de hablarme interiormente.....quiero esa hermosa melodia en mi camino bajo el sol....quiero que estes ahi cuando tu paso intercepte....quiero odiar a quienes mal me hicieron.....y quiero no amar tanto a quienes llenan de luz mis dias y mis noches....mis agonizantes dias y agonizantes noches....y en el medio los atardeceres.

(este es un mensaje de todxs a todxs)

miércoles, 2 de junio de 2010

hola..ser de aqui..hola mi Agosto otoño de luz

y a mi amor le ordeno libertad
a vos Amor mio te amo...
cuanta dicha desborda mis vasos sanguineos,
si me percato de la reciprocidad del bien estar
a vos Compañero que te puedo mostrar?
ademas de lo que soy a tu lado
sin vos tengo el recuerdo de tu sabor...
¿y que gris puede haber entre nosotros,
ademas de mis miedos?
dejame...pero acompañame
no sigas mi camino...ni yo el tuyo
a la par...o aunque sea cerca andemos
recorramos,vivamos,sintamos!
viste que dificil es no sentirse parte de lo mismo
cuando tenemos los mismos sueños
cuando la vida se nos presenta tan hermosa
si "te amo" no encierra esto que tengo dentro
seguramente encontrare nuevos colores!
ademas de los tuyos.

lunes, 24 de mayo de 2010

La amapola

nueva anecdota.....volvia cuando vi las bibliotequitas de anteojito.....una roja y dos celestes....los libros estaban.....decidimos llevarlas a la huerta....encontre entre los libros unos de juan ramon jimenez....el autor de platero y yo....y de muchas canciones de serrat....abro el libro sin esperar nada cuando encuetro un poema..llamado mi amapola....que me parecio por fuera de todo hermoso....y aqui se presenta..(el poema se llama La amapola en verdad)

Amapola, sange de la tierra;
amapola, herida del sol;
boca de la primavera azul;
amapola de mi corazòn !
¡Cómo rìes por la viña verde,
por el trigo , por la jara,
porla pradera del arroyo de oro;
amapola de mi corazón!
¡Novia alegre de los labios granas;
mariposa de carmín en flor;
amapola, gala de la vida;
amapola de mi corazón!

viernes, 14 de mayo de 2010

Nanas de cebolla-Miguel Hernandez

La cebolla es escarcha
cerrada y pobre:
escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla:
hielo negro y escarcha
grande y redonda.
En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.
Una mujer morena,
resuelta en luna,
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te tragas la luna
cuando es preciso.
Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en los ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que en el alma al oírte,
bata el espacio.
Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.
Es tu risa la espada
más victoriosa.
Vencedor de las flores
y las alondras.
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.
La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!
Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.
Ser de vuelo tan alto,
tan extendido,
que tu carne parece
cielo cernido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!
Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.
Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.
Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.


(alguna que otra palabra demas està)

martes, 4 de mayo de 2010

de nuestras tierras

una cuerda, en verdad dos, mas bien cuatro, de abismo a abismo, ay,de nada sirven,nos seguimos sintiendo solos...y cuando dice que el puente es parte de si, no le creo, mi abismo aca persiste.
un jacarandá en mi cornisa, lo hicimos crecer con otros arboles, para que sus flores de amanecer hicieran cosquillas en sus paredes de noche nebulosa...pero aun asi, no fue posible la coneccion.
¡El cielo!, grité, con mi voz cavernosa, y los pajaros huyeron, no fue mi intencion,...¡el cielo nos une!, pero me retrucó con el viejo pretexto de que sólo veia oriente, cuando yo, occidente...me desgané.
La libertad de no tenernos, pensamos en voz baja...y nos abrazamos.

martes, 27 de abril de 2010

hoy

si un ser se estuviese creando
este dolor no sentiria...
yo te espero para otoño

de otros sueños desvencijados me acuerdo...y nos miramos...alguna resaca queda en este florero...no podre alimentar y hacer crecer mi muerte de otras muertes...no podre deleitar los rayos solares de otrxs...y si fuese gilgero esta vez...no me importa...esta vez no será...ni la lluvia en mi pelo...ni ponerme a llorar me va a asegurar que el otoño empieze...que mi parra florezca la tarde...que mi niñez se acerque con el aroma de la comida un mediodia...con la abuela y el perrito...con mis ojos miel de tanto sol...tampoco la soledad me señala la voz de la fortuna...mejor encerrar las palabras...

miércoles, 14 de abril de 2010

.



por los ojos ajenos puedo ver
el amor que corroe los corazones
y que no puedo decifrar
cual es la necesaria expresion
la exacta
la unica
la que usa el mundo
la que usan los relojes
entonces recuerdo
mi aburrimiento por el tiempo...
marchemos al no-lugar
rodeadXs de nada
es asi como quiero que sea...



viernes, 9 de abril de 2010

susurro

cada segundo es un puñado de tierra
sobre el ataud que resguarda a la soledad...
velo para que nunca en él guardemos el amor.
cada estacion es eterna
cada estacion cristaliza las palabras...
los pulmones ennegrecidos
y el estomago que quiere lanzarse al abismo
la carne fulgurando el encuentro...
me voy...
me aburre robarme a mi misma

lunes, 5 de abril de 2010

bozal

tarde de abril...en bicicleta con mi amor...bajo los alamos de haedo, un señor pasea con un San Bernardo muy viejo......-mira ese perro-..........tiene un bozal...el que encarcela las palabras....el señor se adueña del perro...proyecta su vacio encerrando la naturaleza del can....y este,,,,viejo, desdeñado,,,,camina sin mas remedio...tragando cada ladrido,,,yendo al encuentro con la dama gris.....el perro con bozal bajo los alamos de Haedo en una tarde de abril.

domingo, 4 de abril de 2010

vestido

Yo te siento buscandome…yo con mi rojo bermellón y flores en los bolsillos…y vos con tu rojo pasional en las alas, yo colgando de algún alambre viejo y oxidado,,,y vos con el agua venis calle abajo en cada abril…arrastraste tantas cosas…¿pretendes que las compartamos?...solo te puedo proteger de la brisa…no esperes que rodemos…te extraño en cada previa lluvia...y no te conozco…quiero enseñarte lo que sienten lo que ustedes llaman objetos…de noche no duermo..y de dia no amo…soy un ser inerte…y si lo pensamos tengo mas vida de lXs que me niegan…ellXs se “mueven” sin horizonte,,,sin esperanzas…ellXs tan grises como el humo que crean, se desvelan por morir…en cambio, yo sigo aquí enrojeciendo de plenitud…y como yo;las guitarras…el cielo…el pasto recién cortado…….nos desprendemos de la búsqueda de una eternidad inútil.

jueves, 1 de abril de 2010

Aogosto 1-4-10

Así como el líquido amargo…enciende las gargantas
Tus manos temblorosas implosionan mi ser…
Tu voz burbujeante,
Ahoga ahora cualquier distracción…
En ese mar hermoso y perecedero
Que es tu amor.
Inevitable que mi ansiedad
Atraiga mis temores…
Y yo que te siento trazo de lápiz
Hasta cuando dormimos…
Y yo ególatra (e ilusa)… pienso
Que en tu mundo soy todo.
Y la tierra y lXs otrXs
Que anhelan tragarnos en su hedionda espesura.
Hoy no me importan
Hoy me dan risa.
Te advierto que colecciono cada palabra tuya…
No recurras al engaño al vomitarlas…
Si es así…las tomaré mías y las alaré
Para que así libres…jamás las vea nuevamente.
Y a la tibieza de tus ojos,
Afirmo que sos mas que Agosto en mi.

martes, 30 de marzo de 2010

deposito compartido

y que decir?
yo lo escribi en un papel
8 opciones....para que dia a dia las descubras
te kiero,te extraño,te amo,te amo muchisimo,see vos,te necesito y chau.
(una que no recuerdo)
y mi dia a dia
se divide en las disyuntivas...
por que en tu mundo me quemo...
siento tu fuego que lava
los infinitos colores posibles.
y la libertad...y vivir...y fluir...
2 trapos que giran y giran en la correntada.
-no importa nada, solo la verdad-
te digo y te repito...me repito.
¿que es amar?
me viene inevitablemente a la mente...
y se que no lo se....
¿y porque haces algunas cosas?
tampoco lo se....
mejor me voy de la razon,
prefiero esas veces...
en que puedo volar,,sin despegar las alas.
y como podria ser hoy
sin quererte.

jueves, 25 de marzo de 2010

sendero

camino a vos
puente sobre el adios
del otro lado estas
paloma en el cielo
volcan en tu sangre
del otro lado no esperas...
invitame a hundirme
una vez mas...
como contarte,
que sos mas!
como dictarte?;
la noche...la miel
los trenes
para explicartelos....
traeria un espejo
y lo pondria frente nuestro...
te lo señalaria;
y agregaria...
ves...eso es.


frescura, piel de bosque
aunque no te encuentre
estaras presente.
estrella, vengala,
no desesperes,
tmp veas la monotonia de los dias
y la somnolencia de las noches
ve a la nube y a las luces!
costea el dolor...el llanto!
y despues me contas

miércoles, 17 de marzo de 2010

Savia de mi (marzo de 2010 en un cuarto negro y blanco)

Savia de mi, sangre de la tierra
sale al Abril, nadie te espera
no habrá atril, no habrá linternas;
solo la noche y tu existencia.
Savia de mi, sangre de tierra,
florece sutil, la primavera
a quien no cree en flores eternas.
¡apaga el candil, y hiere la hiedra!
¡Savia de mi! sangre de tierra.






de mi a mi!

lunes, 8 de marzo de 2010

mon partenaire

querido hermano
komo si nos fundieramos en el abrazo eterno!
kisiera que los sueños fueran ciertos!
pero en otras realidades
querido hermano
como si tus huesos se hicieran huesos mios
compañero proximo destino!!!!!
el canto de nuestros cantos
espero oirlo por tus oidos!
y cantarlo con tus labios!!!

domingo, 7 de marzo de 2010

Con esta boca en este mundo-Olga Orozco

No te pronunciaré jamás, verbo sagrado,
aunque me tiña las encías de color azul,
aunque ponga debajo de mi lengua una pepita de oro,
aunque derrame sobre mi corazón un caldero de estrellas
y pase por mi frente la corriente secreta de los grandes ríos.
Tal vez hayas huido hacia el costado de la noche del alma,
ese al que no es posible llegar desde ninguna lámpara,
y no hay sombra que guíe mi vuelo en el umbral,
ni memoria que venga de otro cielo para encarnar en esta dura nieve
donde sólo se inscribe el roce de la rama y el quejido del viento.
Y ni un solo temblor que haga sobresaltar las mudas piedras.
Hemos hablado demasiado del silencio,
lo hemos condecorado lo mismo que a un vigía en el arco final,
como si en él yaciera el esplendor después de la caída,
el triunfo del vocablo, con la lengua cortada.
¡Ah, no se trata de la canción, tampoco del sollozo!
He dicho ya lo amado y lo perdido,
trabé con cada sílaba los bienes y los males que más temí perder.
A lo largo del corredor suena, resuena la tenaz melodía,
retumban, se propagan como el trueno
unas pocas monedas caídas de visiones o arrebatadas a la oscuridad.
Nuestro largo combate fue también un combate a muerte con la muerte, poesía.
Hemos ganado. Hemos perdido,
porque ¿cómo nombrar con esta boca,
cómo nombrar en este mundo con esta sola boca en este mundo con esta sola boca?

...12-10-09 17:45.....

las flores de tus ojos....
tus palabras unicorniales---
todos tus tu me pertenecen ahora
pero siguen siendo tuyos!
trae tu kuerpo
pero irte sin él será tu gloria!
ve para abstraerte e irte siendo estela de mar
descuenta los logros de tu historia
y kuentame solo tus perdidas
y si te tuviese cerca dos veces
solo te kerria a vos!
y si usaria siempre condicionales
nunca estaria el horizonte cerca
....que adorable verlo tan lejano bajo el sol.....
mi utopia?????
mi utopia es ver mi utopia bien utopica
ver mis metas lejanas!
volar con el viento sureño hacia ella!
tan fuera de si!
tan fuera de mi!

bebe nubecita 15.10.09 22:29

nubecita nubecita ojitos de mil abejas
nubecita nubecita nariz de amanecer
nubecita nubecita orejas de hoja de sauce
nubecita nubecita bigotes de cipres

....07-01 13:30 ......

Lxs otrxs practicamos la tristeza?
los del no-suicidio actual
practicamos los sentires?
cuando los pajaros vuelan en el cielo
por detras de nuestras manos
nos sentimos halagdxs por la vida!
pero cuando los pajaros
mueren a nuestros pies
y desgarran chirridos de agonia
nos sentimos hechos de una tela gris y gastada...
cuando la mentira nos envuelve
como un caramelo vencido hecho de moo
nos sentimos despojados del ser....
del agua....del sol.....
y buskamos desligarnos de nuestros atardeceres
como si de ropa se tratara.
pero la mentira es como el tiempo
algo impreciso e inventado
es una creencia!
y nos aferremos cuando pensamos en nuestros ultimos dias
y nos soltamos cuando somos felices

.....3-02 14:45.....

no puedo evitarlo
ni hoy ni nunca
pensarte y pensarlos
pensarlas pensarlos
lluvia...vuelo erratico
plumas pegadas
muerte en la plaza
dia....vuelo renacentista
aire por mis huesos
vos en mi recuerdos...
amor
no lloramos por nada
pero cantamos por todo
y el nuevo ser que se reinventa
en cada sueño.
y planificar otra vida
en nuestras vidas.
y viajar al desencuentro
para ser feliz.

no me extrañes

viernes, 5 de marzo de 2010

video

-en el momento del movimiento

atravesando la lente de mi camara

tu imagen se filtraba por mi mente

tu movimiento en el momento

de mi movimiento

cuando eramos nada mas q pensamientos y yo

se filtraba la espera

de lo inevitable-

basta de cursinerias estupidas

basta de espectativas alienantes

hoy prefiero deprimirme el domingo en mi cama

dedicatoria a dario

dario casi amigo del sol...
ser maduro a mi parecer
te conoci entre el verde
una noche de quien sabe que año y que estacion
me caiste mal...te cai bien
y he hoy aqui que somos confidentes
te cuento...me cuentas
me contestas lo que no quiero escuchar
que me ayuda a escuchar
y atravez de cientos kilometros
estaremos juntos!!!!
sintiendo la felicidad y el dolor del otro!
gracias amigo

lunes, 1 de marzo de 2010

soneto 16-larralde

Gorriones libres, de mi ventana,
llenan de canto toda la casa.
Sin jaulas de oro, por las mañanas,
trepan la vida, hasta la terraza.
Gorriones libres, alas con alas,
estrofa suelta, nota sin falta.
Ni van, ni esperan, ni huyen ni nada.
Sólo son libres; con eso basta.
Cómo te envidia, pienso, la raza,
del pobre pájaro que vive en jaula,
por ser hermoso y que a veces anda
tras el barrote bastardo y maula.
Mordiendo el polvo de una batalla,
que ni siquiera muerto se acaba.
Para ser libre morir no alcanza.
Gorriones libres de mi ventana...

vortice

palabras bonitas,,,,votivas
suyas guturales...
(mientras esbozo mi retirada)
palabras vomitivas.
ese dia el sol reverberó en sus ojos,
(¿o fue esa noche?¿era el sol?),,,
tengo mas de cincuenta y seis formas de ladear
sus mudas expresiones.

lunes, 22 de febrero de 2010

Una historia de sus raices- por Gumba

El primero de ambos en nacer fue él, el palto. Estaba totalmente confundido, no comprendía lo que era tener conciencia. De a poco, empezó a notarse separadamente de un montón de cosas que le rodeaban, a saber, una silla, la pared, la tierra, el aire, el agua, etc. Incluso notó que tenía extremidades debajo de la tierra, más allá de su visible cuerpecito. Ellas le daban agua y nutrientes de su madre tierra. Comprendió una nueva y relativa dimensión de su universo, aunque se notaba parecido a ciertas cosas más que a otras. Le parecían familiares las hierbas que le rodeaban, pues se alimentaban de cosas harto similares. También se comparaba con los pájaros que surcaban el cielo a lo lejos, por miedo a caer presos de Tiburón. Incluso se comparaba con la Norma, pues sospechaba similitudes desconocidas, pero que de alguna forma entendía. Se sorprendió cuando noto que podía crecer más que sus iguales, y mirarlos desde arriba. Eso le generó una soledad ligera al principio, pero que el tiempo se encargó de hacer pesada con el correr de sus días.Fue por esos momentos solitarios y de meditación cuando sintió de pronto una energía que provenía de la pared, y que le atraía muy fuerte, pero no comprendía que podría llegar a ser. Estuvo inquieto durante dos meses en los que esa atracción desconocida lo tenía muy a maltraer, hasta que tuvo la altura para poder ver más allá de la maldita barrera hecha de ladrillos y cemento. Entonces fue que la vió. Si alguna vez se había sentido cerca de alguien, sin duda esta fue la vez que mas hermanado se encontró con otro ser. De repente se descubrió lleno de esperanza, y creyó que se libraría por completo de la soledad.No sabía bien que hacer cuando la vió, pero enseguida comprendió que ella, ese ser que se le parecía tanto, era la fuente de esa energía tan intensa que se reflejaba en su cuerpo y se volvía a transmitir hacia el otro lado de la pared, siendo un canal de sensaciones exclusivo de ambos. Ella, era una palta que tenía poco menos de la mitad de la altura de él. Sentía perfectamente la energía del palto, y cuando lo vió también comprendió que estaba ahí para corresponderle. Su primera comunicación fue una suerte de estiramiento en las direcciones convenientes. Y, aunque no llegaban a tocarse por diferencia de un metro aproximadamente, y se sentían un tanto frustrados por eso, era hermoso ver en el otro las intenciones propias reflejadas.“Quizá en un futuro podré estrechar sus hermosas ramas arretoñadas”, pensó el palto. Ella le respondió: “por supuesto que sí, creo que no podría estar aquí con estas fabulosas energías si no estuvieses y si no te tocase alguna vez aunque sea”. El se sorprendió cuando notó que se podían comunicar de esa forma, y lo llenó de emoción pensar en todas las cosas que podían pasar al tener esa comunión extra.

una historia de sus raices II

y fue asi...que sus ramas por debajo de la tierra se entrelazaban
y se deshaciannn.....y volvian a entrelazarse
en una danza hermosa
eran un solo arbol.
corrieron los otoños...
los crueles inviernos...
y ambos vieron en el otro
el fruto verde amarronado de sus años...
dulces esferas se desprendian....de forma ritmica,,cada primavera..
juntos sintieron llover de costado!!
ambos gritaron su muerte en abril....
-el verde de tu alma no se compara con mil veranos-
dijo ella ,,,,mientras dormia él....una mañana...
dias despues el le hizo llegar su contestacion
-y tu verano no se compara con mil verdes almas-
...
-te siento...dentro mio...como fuego...como canto...como vuelo-
-estoy fuera tuyo...te rodeo...me alejo...Soy cerca tuyo...estando lejos te anhelo-
...
nadie jamas supo cual de los dos dijo cual cosa

video

el agua de los retretes para donde gira??(simpsons)

el agua de los inodoros(mejor dicho El inodoro)de locomondo no gira

porque no existe...

desde que pisé dicho antro ..hace mas de 5 años

el agua nunka ha sido vist por mi girando

digamos que si....hubo un giro----pero fue el resto del mundo

osea un desdoblamiento

el resto giraba

menos el agua y yo

miércoles, 10 de febrero de 2010

continuacion de una historia cualquiera

el arbol de palta le contesto a su compañera con un silencio casi perpetuo.....
ambos en la noche...pidieron a su interior .....que èsta sea eterna
que jamas termine el contacto de sus ramas en las penumbras--
inevitablemente llegò el amanecer....y con èl la perdida de toda esperanza
el nuevo dia no trajo al sol....que quemaba sus ojas.....sino nubes
demasiadas.......tantas que los humanos creyeron que moririan
y fue asi q el arbol y su compañera...crecieron hasta morir
de angustia....de tiempo.....de compania.....
murieron de noche.

martes, 2 de febrero de 2010

video

tods los caminos

al fin se unen

(en realidad pocas veces)

nisikiera hay caminos

sòlo existimos

por una cuestion

de disimular..

en este lapso de tiempo

nuestra mision....

esixtir es una parte!

las otras,,,,no te las puedo desir hoy

sábado, 23 de enero de 2010

musica de otoño

quiero musica de otoño.....tocame en la guitarra,musica de otoño....nono esa es musica de invierno..yo quiero musica de otoño...si asi casi...pero un otoño con ojas anaranjadas....un otoño de los 60´....nooo....otoño en paris...paseando en auto...por favor....ahi..casi esta...sisi esa
que lindo....otoño...........ojas anaranjadas alfombran la ciudad....paris de los 60'....en un auto blanco...podria ser un fiat.....y esa musica de fondo...creo que son las 3 de la tarde....el sol se filtra por la ventanilla,,,,y los colores del mundo se traspapelan en mi memoria...
sisi....esa es la musica de otoño

viernes, 8 de enero de 2010

la balada del alamo carolina----------Haroldo Conti

Ciruelo de mi puerta, si no volviese yo,
la primavera siempre volverá.
Tú, florece. (Anónimo japonés)



Uno piensa que los días de un árbol son todos
iguales. Sobre todo si es un árbol viejo. No. Un día de un
viejo árbol es un día del mundo.
Este álamo Carolina nació aquí mismo,
exactamente, aunque el álamo Carolina, por lo que se sabe,
viene mediante estaca y éste creció solo, asomó un día
sobre esta tierra entre los pastos duros que la cubren como
una pelambre, un pastito más, un miserable pastito
expuesto a los vientos y al sol y a los bichos.
Y él creyó, por un tiempo, que no iba a ser más que
eso hasta que un día notó que sobrepasaba los pastos y
cuando el sol vino más fuerte y templó la tierra se hinchó
por dentro y se puso rígido y sentía una gran atracción por
las alturas, por trepar en dirección al cielo, y hasta sintió
que había dentro de él como un camino, aunque todavía no
supiese lo que era eso, lo supo recién al año siguiente cuando los pastos quedaron todavía más abajo y detrás
de los pastos vio un alambrado y detrás del alambrado vio el camino, que es una especie de árbol recostado
sobre la tierra con una rama aquí y otra allá, igual de secas y rugosas en el invierno y que florecen en las
puntas para el verano, pues todas rematan en un mechoncito de árboles verdaderos.
Por ahí andan los hombres y el loco viento empujando nubes de polvo. También ya sabía para
entonces lo que era una rama porque, después de las lluvias de agosto, sintió que su cuerpo se hinchaba en
efecto aquí y allá y una parte de él se quedó ahí, no siguió más arriba, torció a un lado y creció sobre la tierra
de costado igual que el camino.
Ahora es un viejo álamo Carolina porque han pasado doce veranos, por lo menos, si no lleva mal la
cuenta. Ahora crece más despacio, casi no crece. En primavera echa las hojas en el mismo sitio que
estuvieron el otro verano y por arriba brotan unas crestitas de un verde más encarnado que al caer el sol se
encienden como por dentro, pero él ahora no pretende más que eso, esa dulce luz del verano que lo recubre
como un velo. Y dentro de esa luz está él, el viejo álamo, todo recuerdo. De alguna manera ya estaba así
hace doce veranos cuando asomó sobre la tierra y crecer no fue nada más que como pensarse. Sólo que
ahora recuerda todo eso, se piensa para atrás, y no nace otro árbol. En eso consiste la vejez. Verde memoria.
Ahora es el comienzo del verano justamente y acaba de revestirse otra vez con todas sus hojas, de
manera que como recién están echando el verde más fuerte (son como pequeños árboles cada una) por la
tarde, cuando el sol declina y se mete entre las ramas el álamo se enciende como una lámpara verde, y
entonces llegan los pájaros que se remueven bulliciosamente entre las hojas buscando dónde pasar la noche
y es el momento en que el viejo álamo Carolina recuerda.
2
A propósito de la noche, los pájaros y el verano. Recuerda, por ejemplo, a propósito de los pájaros, el
primero de ellos que se posó sobre la primera rama, que ha quedado allá abajo pero entonces era el punto
más alto, ya casi no da hojas y es tan gruesa como un pequeño árbol. En aquel tiempo era su parte más viva
y sintió el pájaro sobre su piel, un agitado montoncito de plumas. Descansó un rato y luego reemprendió el
vuelo. Recién dos veranos después, cuando divisó la primera casa de un hombre y detrás de ella la
relampagueante línea del ferrocarril, una montera armó un nido en la horqueta de la última rama. Cortó y
anudó ramitas pacientemente y así el álamo se convirtió en una casa, supo lo que era ser una casa, el alma
que tiene una casa, como antes supo del camino y del alma del camino, ese ancho árbol florecido de sueños.
El nido se columpiaba al extremo de la rama y él, aunque gustaba del loco viento de la tarde, procuraba no
agitarse mucho por ese lado, le dio todo el cobijo que pudo, echó para allí más hojas que otras veces.
Al final del verano los pichones saltaron del nido y los sintió desplazarse temblorosos sobre la rama
con sus delgadas patitas, tomar impulso una y otra vez y por fin lanzarse y caer en el aire como una hoja. Un
árbol en verano es casi un pájaro. Se recubre de crocantes plumas que agita con el viento y sube, con sólo
desearlo, desde el fondo de la tierra hasta la punta más alta, salta de una rama a otra todo pajarito, ave de
madera en su verde jaula de fronda.
Ese verano fue el mismo del ferrocarril. Antes viene la casa. No vio la casa por completo, ni siquiera
cuando, años después, trepó mucho más alto, sino lo que ve ahora mismo desde el brote más empinado, un
techo de chapas que se inflama con el sol y una chimenea blanca que al atardecer lanza un penacho de
humo. A veces el viento trae algunas voces.
Con todo él ha llegado hasta la casa en alguna forma, a través de las hojas de otoño que arrastra el
viento. Con sus viejos ojos amarillos ha visto la casa aun por dentro, ha visto al hombre, flaco y duro con la
piel resquebrajada como la corteza de las primeras ramas, la mujer que huele a humo de madera, un par de
chicos silenciosos con el pelo alborotado como los plumones de un pichón de montera.
Con sus viejas manos amarillas ha golpeado la puerta de tablas quebradas, ha acariciado las descascaradas
paredes de adobe encalado, y mano y ojo y amarillas alas de otoño ha corrido delante de la
escoba de maíz de Guinea y trepado nuevamente al cielo en el humo oloroso de una fogata que anuncia el
frío, el tiempo dormido del árbol y la tierra.
El ferrocarril pasa por detrás de la casa pero hubo de trepar hasta el otro verano, cuando volvieron las
hojas y los pájaros, para entrever el brillo furtivo de las vías cortando a trechos la tierra. Ya había sentido el
ruido, ese oscuro tumulto que agitaba el suelo porque el árbol crecía tanto por arriba como por debajo. Por
debajo era un árbol húmedo de largas y húmedas ramas nacaradas que penetraban en la tibia noche de la
tierra.
Por ahí vivía y sentía el árbol principalmente, por ahí su día era un día del mundo, así de ancho y
profundo, porque la tierra que palpitaba debajo de él le enviaba toda clase de señales, era un fresco cuerpo
lleno de vida que respiraba dulcemente bajo las hojas y el pasto y sostenía cuanto hay en este mundo,
incluso a otros árboles con los cuales el viejo álamo Carolina se comunicaba a través de aquel húmedo
corazón.
Al este, por donde nace el sol, había un bosque. Lo divisó una mañana con sus ojos verdes más altos
y todas sus hojas temblaron con un brillo de escamas. Era un árbol más grande, el más grande y formidable
de todos. Al caer la tarde, con el sol cruzado barriendo oblicuamente los pastos que parecían mansas
llamitas, los árboles aquellos ardieron como un gran fuego. Por la noche, el álamo apuntó una de sus
delgadas ramas subterráneas en aquella dirección y recibió la respuesta. No era un árbol más grande, era un
bosque, es decir, un montón de ellos, tierra emplumada, alta y rumorosa hermandad.
¿Por qué no estaba él allí? ¿Por qué había nacido solitario? ¿Acaso él no era como un resumen del
bosque, cada rama un árbol? Todas estas preguntas le respondió el bosque, sus hermanos, noche a noche.
Esta y muchas otras porque a medida que se ponía viejo, en medio de aquella soledad, se llenaba de tantas
preguntas como de pájaros a la tardecita. Los árboles no duermen propiamente, se adormecen, sobre todo en
invierno cuando las altas estrellas se deslizan por sus ramas peladas como frías gotas de rocío. Es entonces
cuando sienten con más fuerza todas aquellas voces y señales de la tierra.
Los animales de la noche salen de sus madrigueras y roen la oscuridad, un pájaro desvelado vuela
hacia la luz de una casa, un bulto negro trota por el camino, los grillos vibran entre los pastos como cuerdas
de cristal, un perro aulla en la lejanía, el hombre se da vuelta en la cama y piensa cuántas fanegas dará el
cuadro de trigo.
3
En este mismo momento, en esta noche tan quieta, la semilla está trabajando ahí abajo, el árbol la
siente germinar, siente su pequeño esfuerzo, cómo se hincha y se despliega y recorre, pulgada por pulgada,
el mismo camino que ha trazado el deseo del hombre, que ha vuelto a dormirse y sueña con una suave marea
de espigas amarillas.
Y fue por ahí, por la tierra, que el árbol tuvo noticias del ferrocarril cuando un día sintió ese tumulto
que subió por sus raíces. Tiempo después, luego de divisar la morada del hombre, vio por fin aquella
alocada y ruidosa casa que con chimenea y todo corría sobre la tierra, y supo por ella que además de los
pájaros gran parte de cuanto vive se mueve de un lado a otro y el viejo álamo, que entonces no era tan viejo
pero sí árbol completo, sintió por primera vez el dolor de su fijeza.
Él sólo podía ir hacia arriba trazando un corto camino en el cielo y al comienzo del otoño volar en
figura según el viento en la trama de sus hojas. En cierto momento, después de la casa, el tren se
transportaba entre sus ramas y a veces el penacho de humo llegaba hasta el mismo álamo. Esto dependía del
viento, del cual, por instrucción de los pájaros, el viejo álamo había aprendido a extraer otros muchos
sucesos. Según soplase, él agitaba sus hojas como verdes plumas y simulaba temblorosos vuelos.
El viento subía y bajaba en frescas turbonadas por dentro de aquella jaula vegetal provocando, de
acuerdo a la disposición del follaje, murmullos y silbidos que complacían al árbol músico.
Todo esto se aprende con los años, un verano tras otro, y luego para el árbol son materia de recuerdo
en el invierno. El invierno comienza para él con la caída de la primera hoja. Un poco antes nota que se le
adormecen las ramas más viejas y después el sueño avanza hacia adentro aunque nunca llega al corazón del
árbol. En eso siente un tironcito y la primera hoja planea sobre el suelo. Así empieza.
Después cae el resto y el viento las revuelve, las dispersa, corren y se entremezclan con las hojas de
otros árboles, cuando el viejo álamo Carolina ya se ha adormecido y piensa quietamente en el luminoso
verano que, de algún modo, ya está en camino a través de la tierra, por el tibio surco de su savia. La lluvia
oscurece sus ramas y la escarcha las abrillanta como si fuesen de almendra. Algunas se quiebran con los
vientos y el árbol se despabila por un momento, siente en todo su cuerpo esa pequeña muerte aunque él
todavía se sostiene, sabe que perdurará otros veranos.
Hasta que allá por septiembre memoria y suceso se juntan en el tiempo y un dulce cosquilleo sube
desde la oscuridad de la tierra, reanima su piel, desentumece las ramas y el viejo álamo Carolina se brota
nuevamente de verdes ampollas. El aire ahora es más tibio y el hombre, al que observa desde el brote más
alto, recorre el campo y espía las crestitas verdes que acaban de aparecer sobre la tierra.
Para mediados de octubre el viejo álamo está otra vez recubierto de firmes y oscuras hojas que
brillan con el sol cuando la brisa las agita a la caída de la tarde. El sol para este tiempo es más firme y
proyecta sobre el suelo la enorme sombra del árbol.
Fue en este verano, cuando el sol estaba bien alto y la sombra era más negra, que el hombre se acercó
por fin hasta el árbol. Él lo vio venir a través del campo, negro y preciso sobre el caballo sudoroso. El
hombre bajó del caballo y penetró en la sombra. Se quitó el sombrero cubierto de tierra, después de mirar
hacia arriba y aspirar el fresco que se descolgaba de las ramas, y se quitó el sudor de la frente con la manga
de la camisa.
Después el hombre, que parecía tan viejo como el viejo álamo Carolina, se sentó al pie del árbol y se
recostó contra el tronco. Al rato el hombre se durmió y soñó que era un árbol.